Misa Dominical del Catecismo. Sexto Domingo de Pascua. 6 mayo 2018.

el

Sexto Domingo de Pascua. 6 mayo 2018.

Día de la MADRE.

Evangelio del domingo

Evangelio según san Juan (15,9-17), del domingo, 6 de mayo de 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan (15,9-17):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.»

Palabra del Señor

MISA DEL DOMINGO UPAPSALINAS.

IMG_8536IMG_8541IMG_8535IMG_8568IMG_8567IMG_8543IMG_8548IMG_8549IMG_8550IMG_8554IMG_8555IMG_8556IMG_8557IMG_8558IMG_8559IMG_8560IMG_8561IMG_8562IMG_8563IMG_8564IMG_8566IMG_8532IMG_8533IMG_8534

Resumen de la Catequésis de este domingo de Don Agustín.

Mi mandamiento es este, que os améis unos a otros como yo os he amado, repitió D. Agustín en la catequesis de hoy 6º domingo de Pascua.

Que preciosidad de evangelio que recoge la esencia del cristiano y para recalcarlo contó la leyenda, parece que autentica de una olimpiada de minusválidos en que uno de ellos en una carrera se cayó al suelo mientras los otros continuaban corriendo, hasta que una chica se dió la vuelta para animarlo y terminaron todos entrando juntos en la meta en un ejemplo de caridad, amor y compañerismo.

Recordó también, como era obligado, a nuestra Madre del Cielo y a todas las madres de la tierra en el día en que todos recordamos a las nuestras, en unos casos ya fallecidas y en otros todavía vivas