Lecturas del Natividad de la Virgen María. Festividad de la Santina de Covadonga.

Lecturas del Natividad de la Virgen María. Festividad de la Santina de Covadonga.

  Martes, 8 de septiembre de 2020

Primera lectura

Lectura de la profecía de Miqueas (5,1-4a):

Así dice el Señor: «Pero tú, Belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial. Los entrega hasta el tiempo en que la madre dé a luz, y el resto de sus hermanos retornará a los hijos de Israel. En pie, pastoreará con la fuerza del Señor, por el nombre glorioso del Señor, su Dios. Habitarán tranquilos, porque se mostrará grande hasta los confines de la tierra, y éste será nuestra paz.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 12,6ab.6cd

R/.
Desbordo de gozo con el Señor

Porque yo confío en tu misericordia:
alegra mi corazón con tu auxilio. R/.

Y cantaré al Señor
por el bien que me ha hecho. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (1,1-16.18-23):

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Enmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.»

Palabra del Señor

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

“Jesús es el sol y María la aurora que anuncia su amor”

Sobre la lectura del Evangelio de hoy, vemos la historia de María, preguntémonos si dejamos que Dios camine con nosotros. No se asusten de las cosas grandes, pero tengan también en cuenta las pequeñas, porque esto es divino. Y así es Dios, está en las cosas grandes, pero también en las pequeñas.

El Señor que camina con Dios es también el Señor de la paciencia. La paciencia de Dios. La paciencia que ha tenido con todas estas generaciones. Con todas estas personas que han vivido su historia de gracia y de pecado. Dios es paciente.

Dios camina con nosotros, porque Él quiere que todos nosotros lleguemos a ser conformes a la imagen de su Hijo. Y desde el momento en que nos ha dado la libertad en la creación, no la independencia, hasta hoy sigue caminando.

Hoy estamos en la antecámara de esta historia: el nacimiento de la Virgen. Y pedimos en la oración que el Señor nos dé unidad para caminar juntos y paz en el corazón…

A través del Evangelio de hoy, podemos ver a la Virgen, pequeñita, santa, sin pecado, pura, elegida para convertirse en la Madre de Dios y también ver esa historia que está detrás, tan larga, de siglos, y preguntarnos:

“¿Cómo camino yo en mi historia? ¿Dejo que Dios camine conmigo? ¿Dejo que Él camine conmigo o quiero caminar solo? ¿Dejo que Él me acaricie, me ayude, me perdone, me lleve adelante para llegar al encuentro con Jesucristo?”.

Este será el fin de nuestro camino: encontrarnos con el Señor. Esta pregunta nos hará bien hoy: “¿Dejo que Dios tenga paciencia conmigo?”.

Y así, viendo esta historia grande y también esta pequeña localidad, podemos alabar al Señor y pedirle humildemente que nos dé la paz, esa paz del corazón que solo Él nos puede dar. Que solo nos da cuando dejamos que Él camine con nosotros.” (Homilía del Evangelio de hoy. Santa Marta, 08 de septiembre de 2014.)

Jesús es el sol, María es la aurora que preanuncia su salida. Anoche velamos encomendando a su intercesión nuestra oración por la paz en el mundo, especialmente en Siria y en todo Oriente Medio.

La invocamos ahora como Reina de la Paz. Reina de la Paz ruega por nosotros. Reina de la Paz ruega por nosotros” (Homilía del Evangelio de hoy. Santa Marta, 08 de septiembre de 2013.)

Oración del día para el Evangelio de hoy.

Señor, gracias porque en cada día siento tu fuerza renovadora que me va sanando de todas esas cicatrices que han dejado tantas batallas en mi vida. Ten compasión de mí y visítame con tu santo poder para que mi fe crezca, se fortalezca y abras mi conciencia y mi espíritu a las maravillas de tu amor.

Tú me has dejado a una Madre para que me acompañe en todas mis luchas. A ella quiero acudir como un hijo que encuentra consuelo en sus dulces brazos. Como María quiero configurarme a tu amor y tu misericordia. Al igual que Ella, yo también tu esclavo, atento a escuchar tu Palabra y ponerla en práctica. Oh Señor, dame la humildad de reconocerte en todo lo sencillo de la vida. Te permito que nazcas en mi corazón, que lo transformes y que obre según su voluntad.

Deseo adorarte Señor, adorar tu gran misterio de encarnación. Tanto es tu amor que te hiciste uno de nosotros para regalarnos vida en abundancia. Confío en que María, Madre bondadosa, me allana los caminos para no dejarme llevar por las tentaciones y para que ya no seguir tropezando. Debo responder a tu misterio divino con generosidad, como lo hizo María, nuestra madre, quien supo escucharte y obedecerte desde siempre. Amén. (Extraído de nuestro devocional diario de la oración del día)

Propósito del Evangelio de hoy.

Sobran razones para amar a la Santísima Virgen María. Hoy, con un cariño muy especial, encomendaré a la Virgen mi vida y mis proyectos para que siempre sean agradables a Dios.

Frase de reflexión.

“Les pido a quienes tienen responsabilidad política de no olvidar dos cosas: la dignidad humana y el bien común.” Papa Francisco.

Audio Evangelio de hoy 8 de septiembre.

Después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a la lectura del Santo Evangelio de hoy Mateo 1,1-16.18-23, en audio. Palabra de Dios comentada para la vida diaria.Audio Evangelio de hoy

Intenciones para el día 8 de septiembre.

No hay nada más sanador que la Palabra de Dios. Al meditar el Evangelio del día con Mateo 1,1-16.18-23, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación. Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy martes que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte a través de la lectura de su Palabra en el Evangelio de hoy 8 de septiembre, 2020. Paz y bien en tu vida.

Santo Rosario de hoy. Misterios Dolorosos. Rosario del día Martes

Especial para ti

Con Dios sales victorioso porque Dios te ama. Su palabra da vida, transforma los corazones y nos empuja con fuerza hacia tus victorias.

CELEBRACIÓN DEL DÍA Natividad de la Santísima Virgen María. Madre de Nuestro Señor La Natividad de la Virgen María. Dios escogió a María para ser la Madre de su Hijo. Con su nacimiento se aproximó la hora de la salvación