Lecturas del Miércoles de la 27ª semana del Tiempo.- Ordinario. Santa Faustina Kowalska

Miércoles, 5 de octubre de 2022.

Lecturas del Miércoles de la 27ª semana del Tiempo.- Ordinario.Santa Faustina Kowalska

Miércoles, 5 de octubre de 2022.

Rosario de hoy MIÉRCOLES. Misterios Gloriosos con las LETANÍAS a María

Rosario de hoy MIÉRCOLES. Misterios Gloriosos con las LETANÍAS a María

25 secretos revelados a Santa Faustina para luchar contra el demonio

25 secretos revelados a Santa Faustina para luchar contra el demonio

Los secretos que Jesús reveló a Santa Faustina Kowalska para luchar contra el demonio son instrucciones para protegerse de los ataques en la lucha espiritual

CELEBRACIÓN DEL DÍA

santa faustina kowalska apostol de la divina misericordia biografia vida obra

Santa Faustina Kowalska. Apóstol de la Divina Misericordia

A través de Santa Faustina Kowalska, Jesús transmite su mensaje sobre el misterio de la Divina Misericordia. Sor Faustina es Apóstol de la misericordia

CONOCE AQUÍ SU HISTORIA

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas (2,1-2.7-14):

Transcurridos catorce años, subí otra vez a Jerusalén en compañía de Bernabé, llevando también a Tito. Subí por una revelación. Les expuse el Evangelio que predico a los gentiles, aunque en privado, a los más representativos, por si acaso mis afanes de entonces o de antes eran vanos. Al contrario, vieron que Dios me ha encargado de anunciar el Evangelio a los gentiles, como a Pedro de anunciarlo a los judíos; el mismo que capacita a Pedro para su misión entre los judíos me capacita a mí para la mía entre los gentiles. Reconociendo, pues, el don que he recibido, Santiago, Pedro y Juan, considerados como columnas, nos dieron la mano a Bernabé y a mí en señal de solidaridad, de acuerdo en que nosotros fuéramos a los gentiles y ellos a los judíos. Una sola cosa nos pidieron: que nos acordáramos de sus pobres, esto lo he tomado muy a pecho. Pero cuando Pedro llegó a Antioquía, tuve que encararme con él, porque era reprensible. Antes de que llegaran ciertos individuos de parte de Santiago, comía con los gentiles; pero cuando llegaron aquéllos, se retrajo y se puso aparte, temiendo a los partidarios de la circuncisión. Los demás judíos lo imitaron en esta simulación, tanto que el mismo Bernabé se vio arrastrado con ellos a la simulación. Ahora que cuando yo vi que su conducta no cuadraba con la verdad del Evangelio, le dije a Pedro delante de todos: «Si tú, siendo judío, vives a lo gentil y no a lo judío, ¿cómo fuerzas a los gentiles a las prácticas judías?»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 116,1.2

R/.
 Id al mundo entero y proclamad el Evangelio

Alabad al Señor, todas las naciones,
aclamadlo, todos los pueblos. R/.

Firme es su misericordia con nosotros,
su fidelidad dura por siempre. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (11,1-4):

Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: «Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos.»
Él les dijo: «Cuando oréis decid: «Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada día nuestro pan del mañana, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe algo, y no nos dejes caer en la tentación.»»

Palabra del Señor.

«Señor, enséñanos a orar, como enseñó Juan a sus discípulos»

Hoy vemos cómo uno de los discípulos le dice a Jesús: «Señor, enséñanos a orar, como enseñó Juan a sus discípulos» (Lc 11,1). La respuesta de Jesús: «Cuando oréis, decid: Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano, y perdónanos nuestros pecados porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentación» (Lc 11,2-4), puede ser resumida con una frase: la correcta disposición para la oración cristiana es la disposición de un niño delante de su padre.

Vemos enseguida que la oración, según Jesús, es un trato del tipo “padre-hijo”. Es decir, es un asunto familiar basado en una relación de familiaridad y amor. La imagen de Dios como padre nos habla de una relación basada en el afecto y en la intimidad, y no de poder y autoridad.

Rezar como cristianos supone ponernos en una situación donde vemos a Dios como padre y le hablamos como sus hijos: «Me has escrito: ‘Orar es hablar con Dios. Pero, ¿de qué?’. —¿De qué? De Él, de ti: alegrías, tristezas, éxitos y fracasos, ambiciones nobles, preocupaciones diarias…, ¡flaquezas!: y hacimientos de gracias y peticiones: y Amor y desagravio. En dos palabras: conocerle y conocerte: ¡tratarse!’» (San Josemaría).

Cuando los hijos hablan con sus padres se fijan en una cosa: transmitir en palabras y lenguaje corporal lo que sienten en el corazón. Llegamos a ser mejores mujeres y hombres de oración cuando nuestro trato con Dios se hace más íntimo, como el de un padre con su hijo. De eso nos dejó ejemplo Jesús mismo. Él es el camino.

Y, si acudes a la Virgen, maestra de oración, ¡qué fácil te será! De hecho, «la contemplación de Cristo tiene en María su modelo insuperable. El rostro del Hijo le pertenece de un modo especial (…). Nadie se ha dedicado con la asiduidad de María a la contemplación del rostro de Cristo» (Juan Pablo II).

Pensamientos para el Evangelio de hoy

  • «—¿Que no sabes orar? —Ponte en la presencia de Dios, y en cuanto comiences a decir: “Señor, ¡que no sé hacer oración!…”, está seguro de que has empezado a hacerla» (San Josemaría)
  • «Toma el Evangelio, lee un fragmento pequeño, imagina qué ha pasado y coméntalo con Jesús. Así tendrás la mirada fija en Jesús y no en la telenovela, por ejemplo» (Francisco)
  • «Cuando Jesús ora, ya nos enseña a orar (…)» (Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2.607)

Te estoy llamando a la misericordia…

5 de octubre de 2022: S t. faustina kowalska

¡Querida Familia de María!

¡Hoy es la Fiesta de Santa Faustina Kowalska, a quien el Señor Jesús confió el hermoso Mensaje de la Divina Misericordia y la Fiesta de la Divina Misericordia! Santa Faustina fue una monja que vivió en Polonia a principios del siglo XX. Ella fue llamada por Jesús para revelar al mundo Su gran Misericordia por toda la humanidad. Fue muy fiel a las palabras que Jesús le dio y a través de su confesor, el P. Sopocko, se extendieron por todo el mundo. Ella también vivió la Divina Misericordia a través de su oración de intercesión, especialmente por los moribundos.  

Santa Faustina oró y ofreció misericordia a los demás. Escribió en su diario cómo vivir la Divina Misericordia cada día. Aquí está su lista de maneras de ser misericordioso:

163 Ejercicios Generales 

+ ¡Oh Santísima Trinidad! Cuantas veces respiro, cuantas veces late mi corazón, cuantas veces palpita mi sangre por mi cuerpo, tantas mil veces quiero glorificar Tu misericordia. 

+1 Quiero ser transformado completamente en Tu misericordia y ser Tu reflejo vivo, oh Señor. Que el mayor de todos los atributos divinos, el de Tu insondable misericordia, pase por mi corazón y alma al prójimo. 

Ayúdame, oh Señor, para que mis ojos sean misericordiosos, para que nunca sospeche ni juzgue por las apariencias, sino que busque lo que hay de bello en el alma de mis vecinos y venga en su ayuda. 

Ayúdame, para que mis oídos sean misericordiosos, para que esté atento a las necesidades de mi prójimo y no sea indiferente a sus dolores y gemidos. 

Ayúdame, oh Señor, para que mi lengua sea misericordiosa, para que nunca hable mal de mi prójimo, sino que tenga una palabra de consuelo y perdón para todos. 

Ayúdame, Señor, para que mis manos sean misericordiosas y se llenen de buenas obras, para que sólo haga el bien a mi prójimo y tome sobre mí las tareas más difíciles y penosas. 

Ayúdame, para que mis pies sean misericordiosos, para que me apresure a ayudar a mi prójimo, venciendo mi propia fatiga y cansancio. Mi verdadero descanso está en el servicio a mi prójimo. 

Ayúdame, oh Señor, que mi corazón sea misericordioso para que yo mismo pueda sentir todos los sufrimientos de mi prójimo. No negaré mi corazón a nadie. Seré sincero incluso con aquellos que, lo sé, abusarán de mi bondad. Y me encerraré en el Corazón misericordiosísimo de Jesús. Soportaré mi propio sufrimiento en silencio. Que tu misericordia, oh Señor, descanse sobre mí. 

+ Tú mismo me ordenas ejercer los tres grados de misericordia. La primera: el acto de misericordia, sea del tipo que sea. La segunda: la palabra de misericordia – si no puedo realizar una obra de misericordia, ayudaré con mis palabras. El tercero: la oración: si no puedo mostrar misericordia con obras o palabras, siempre puedo hacerlo con la oración. Mi oración se extiende incluso allí donde no puedo llegar físicamente. Oh Jesús mío, transfórmame en Ti mismo, porque Tú puedes hacer todas las cosas. (Diario, entrada 163) 

Nuestra Señora también nos ha pedido que seamos misericordiosos: 

2 de marzo de 2019 

comprenderéis y conoceréis el verdadero amor y podréis ser apóstoles de ese amor, mis apóstoles, mis queridos hijos. Gracias.»

Querida Santa Faustina, ora por nosotros para que podamos comenzar a vivir una vida de amor misericordioso hoy y, por intercesión de Nuestra Señora de Medjugorje, que podamos convertirnos en misericordia para los demás. Amén.

¡En Jesús, María y José!