El Papa Benedicto XVI en la mañana de hoy ha entregado su alma al Señor. D.E.P.

Benedicto XVI, el teólogo de la fe que perdió la batalla ante la burocracia vaticanista.

Nuestro querido Papá Benedicto XVI acaba de ser llamado de éste mundo a la presencia del Padre. Nosotros, como él, compartimos el espíritu orante de la Iglesia dentro del silencio y de forma especial hoy elevamos nuestra oración y recuerdo por su eterno descanso para que el Señor, que lo puso al frente de su Iglesia, ahora lo colme y reciba en la plenitud de su gloria.

JOSEPH RATZINGER (1927-2022)

El Papa emérito Benedicto XVI ha muerto a los 95 años. Conocido como el Papa de la ReformaJoseph Ratzingersumo pontífice desde 2005 hasta su renuncia en 2013, fue el primer Papa en renunciar a su cargo en más de seis siglos. Durante su papado, Benedicto XVI trabajó para fortalecer la unidad de la Iglesia Católica y el respeto por la tradición y los valores cristianos. Su intransigencia chocó frontalmente con la burocracia y los poderes del Vaticano, sobre todo en los casos de abusos sexuales.

Joseph Ratzinger (1927, Marktl, Alemania) se ordenó sacerdote en 1951 y en 1977 fue nombrado arzobispo de Múnich y creado cardenal por Pablo VI. El 19 de abril de 2005 a las 17:50 horas fue elegido Papa. En ese momento, empezaba a salir humo blanco de la chimenea de la Capilla Sixtina y pocos minutos después, comenzaba el repique de campanas en Roma. Había sido elegido el sucesor de Juan Pablo II en el cuarto escrutinio, en el segundo día de Cónclave. Cerca de una hora después, el cardenal chileno Jorge Arturo Medina Estévez pronunciaba las palabras esperadas Habemus Papam y Joseph Ratzinger, salía al balcón. Comenzaba un Pontificado que constataría que los caminos de Dios son inescrutables.

El Papa emérito Benedicto XVI ha muerto a los 95 años. Conocido como el Papa de la ReformaJoseph Ratzingersumo pontífice desde 2005 hasta su renuncia en 2013, fue el primer Papa en renunciar a su cargo en más de seis siglos. Durante su papado, Benedicto XVI trabajó para fortalecer la unidad de la Iglesia Católica y el respeto por la tradición y los valores cristianos. Su intransigencia chocó frontalmente con la burocracia y los poderes del Vaticano, sobre todo en los casos de abusos sexuales.

Joseph Ratzinger (1927, Marktl, Alemania) se ordenó sacerdote en 1951 y en 1977 fue nombrado arzobispo de Múnich y creado cardenal por Pablo VI. El 19 de abril de 2005 a las 17:50 horas fue elegido Papa. En ese momento, empezaba a salir humo blanco de la chimenea de la Capilla Sixtina y pocos minutos después, comenzaba el repique de campanas en Roma. Había sido elegido el sucesor de Juan Pablo II en el cuarto escrutinio, en el segundo día de Cónclave. Cerca de una hora después, el cardenal chileno Jorge Arturo Medina Estévez pronunciaba las palabras esperadas Habemus Papam y Joseph Ratzinger, salía al balcón. Comenzaba un Pontificado que constataría que los caminos de Dios son inescrutables.

Perdón a las víctimas

Durante su Pontificado, Benedicto XVI se reunió con las víctimas de abusos a las que pidió perdón y también en mayo de 2011 envió, a través del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal William Levada, una carta circular con el modo de actuar frente a estos casos a todas las Conferencias Episcopales del mundo, las cuales a su vez tuvieron que redactar sendas líneas guía de actuación.

En este documento, se apuntaba a los obispos la necesidad de «cooperar» con las autoridades civiles y de «remitir a las autoridades los delitos» de abusos sexuales cometidos por clérigos, personal religioso o laico. Asimismo, indicaba que deben estar «dispuestos a escuchar a las víctimas y a sus familiares» y que el obispo tiene la obligación de remitir el caso a la Congregación vaticana.

Sin embargo, en 2022 fue acusado de encubrimiento en un caso de abusos sexuales cuando era arzobispo de Múnich y Freising entre 1977 y 1982 y estaba pendiente de testificar en un juicio para defenderse de estas acusaciones.

Renuncia

Benedicto XVI aseguró que la decisión de renunciar al Pontificado, la cual anunció hace ocho años, el 11 de febrero de 2013 y que se hizo efectiva el 28 de ese mismo mes, fue una decisión «difícil» pero «tomada en conciencia» y afirmó que todavía algunos «amigos ‘fanáticos’ siguen enfadados» por ello.

«Fue una decisión difícil pero la tomé en conciencia y creo que hice bien. Algunos de mis amigos algo ‘fanáticos’ siguen enfadados, no han querido aceptar mi decisión», declaró Ratzinger en una entrevista concedida al periódico italiano Corriere della Sera.

Ratzinger: un Pontificado marcado por su lucha contra la pederastia y la corrupción del Vaticano.

‘Deus caritas est’, la encíclica que convirtió a Benedicto XVI en un revolucionario

«Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él’ (1 Jn 4, 16). Estas palabras expresan con claridad meridiana el corazón de la fe cristiana: la imagen cristiana de Dios y también la consiguiente imagen del hombre y de su camino. Hemos creído en el amor de Dios: así puede expresar el cristiano la opción fundamental de su vida. No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva». Así empieza uno de los libros más importantes de la primera década del siglo XXI a mi entender: Deus caritas est. La encíclica (del 25 de diciembre de 2005) del Papa Benedicto XVI guarda un mensaje revolucionario. En la sencillez, la discreción y la visión profética que caracteriza a este hombre de fe se encuentra el antídoto contra una serie de malentendidos que impregnan ideológicamente nuestro siglo XXI.

Benedicto XVI: el Papa sabio que luchó por preservar las raíces cristianas de Europa.

La huella de Benedicto XVI en España: proclamó beatos a 498 mártires de la II República.

El Papa reconoció de los mártires españoles que «nos impulsan a trabajar por la misericordia»

El Papa Benedicto XVI tuvo siempre una vinculación fuerte con España, a la que viajó en tres ocasiones. En 2007, concretamente el 28 de octubre, Benedicto XVI aprobó la mayor beatificación que ha tenido lugar en la historia de la Iglesia498 españoles fueron proclamados beatos al ser considerados «mártires de la persecución religiosa en España en el siglo XX», asesinados durante la II República y la Guerra Civil. Las beatificaciones se celebraron en la plaza de San Pedro de Roma en una ceremonia presidida por el cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en representación de Benedicto XVI. Entonces, el Papa, que saludó a los peregrinos desde la ventana de su estudio tras la beatificación y con ocasión del rezo del Ángelus, evocó el ejemplo de los mártires españoles. En ese momento, el Papa reconoció de los españoles asesinados durante la II República y la Guerra Civil que «con sus palabras y gestos de perdón hacia sus perseguidoresnos impulsan a trabajar incansablemente por la misericordiala reconciliación y la convivencia pacífica».

El Papa Benedicto XVI viajó a España en tres ocasiones en sus ocho años de Pontificado, entre los que destacaron los realizados con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud.  El más cercano en el recuerdo de todos es la Jornada Mundial de la Juventud que se celebró en agosto de 2011 en Madrid, en la que participaron cerca de dos millones de jóvenes. Además, resistió ante la fuerte lluvia y el viento junto a los jóvenes en la Vigilia de Cuatro Vientos, donde lanzó un espontáneo: «¡Sois más fuertes que la lluvia!». Precisamente, España fue el destino de dos más de sus visitas, una a Valencia en 2006, con motivo del V Encuentro Mundial de las Familias y otra en 2010, cuando visitó Santiago de Compostela, donde ofició una Santa Misa con motivo del Año Santo Compostelano y Barcelona, donde presidió otra Eucaristía de dedicación de la Sagrada Familia.

Benedicto XVI, el niño alemán que llegó a ser Papa.