Misa del Catecismo. 3º Domingo de Adviento, “Gaudete”. 16/12/2018.

Evangelio
Evangelio según san Lucas (3,10-18), del domingo, 16 de diciembre de 2018
0Guardar
Lectura del santo evangelio según san Lucas (3,10-18):

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan:
«¿Entonces, qué debemos hacer?»
Él contestaba:
«El que tenga dos túnicas, que comparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo».
Vinieron también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron:
«Maestro, ¿qué debemos hacemos nosotros?»
Él les contestó:
«No exijáis más de lo establecido».
Unos soldados igualmente le preguntaban:
«Y nosotros, ¿qué debemos hacer nosotros?»
Él les contestó:
«No hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie con falsas denuncias, sino contentaos con la paga».
Como el pueblo estaba expectante, y todos se preguntaban en su interior sobre Juan si no sería el Mesías, Juan les respondió dirigiéndose a todos:
«Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, a quien no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego; en su mano tiene el bieldo para aventar su parva, reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga».
Con estas y otras muchas exhortaciones, anunciaba al pueblo el Evangelio.

Palabra del Señor

Misa dominical del Catecismo. 9 diciembre de 2018. Segundo Domingo de Adviento.

Evangelio de hoy
Evangelio según san Lucas (3,1-6), del domingo, 9 de diciembre de 2018
703Guardar
Lectura del santo evangelio según san Lucas (3,1-6):

EN el año decimoquinto del imperio del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tretarca de Iturea y Traconítide, y Lisanio ttetrarca de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.
Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías:
«Voz del que grita en el desierto:
Preparad el camino del Señor,
allanad sus senderos;
los valles serán rellenados,
los montes y colinas serán rebajador;
lo torcido será enderezado,
lo escabroso será camino llano.
Y toda carne verá la salvación de Dios».

Palabra del Señor

Lecturas del Bautismo del Señor – Domingo, 13 de enero de 2019.

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (6,8-10;7,54-60):

En aquellos días, Esteban, lleno de gracia y poder, realizaba grandes prodigios y signos en medio del pueblo. Unos cuantos de la sinagoga llamada de los libertos, oriundos de Cirene, Alejandría, Cilicia y Asia, se pusieron a discutir con Esteban; pero no lograban hacer frente a la sabiduría y al espíritu con que hablaba. Oyendo estas palabras, se recomían por dentro y rechinaban los dientes de rabia. Esteban, lleno de Espíritu Santo, fijó la mirada en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús de pie a la derecha de Dios, y dijo: «Veo el cielo abierto y al Hijo del hombre de pie a la derecha de Dios.»
Dando un grito estentóreo, se taparon los oídos; y, como un solo hombre, se abalanzaron sobre él, lo empujaron fuera de la ciudad y se pusieron a apedrearlo. Los testigos, dejando sus capas a los pies de un joven llamado Saulo, se pusieron también a apedrear a Esteban, que repetía esta invocación: «Señor Jesús, recibe mi espíritu.»
Luego, cayendo de rodillas, lanzó un grito: «Señor, no les tengas en cuenta este pecado.»
Y, con estas palabras, expiró.

Palabra de Dios

Misa Dominical del Catecismo.Primer Domingo de Adviento. 2/12/18. Bautizamos a nuestra hermana Alejandra

Lectura del santo Evangelio según san Lucas (21,25-28.34-36):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y el oleaje, desfalleciendo los hombres por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo serán sacudidas.
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria.
Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación.
Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas, borracheras y las inquietudes de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.
Estad, pues, despiertos en todo tiempo, pidiendo que podáis escapar de todo lo que está por suceder y manteneros en pie ante el Hijo del hombre».

Misa del Catecismo 25 noviembre 2018. Jesucristo Rey del Universo.

catequesis dominical. D. Agustín ya proclama la llegada del Adviento y después la Navidad, pero todavía, hoy, tenemos una fiesta preciosa y no muy antigua, toda vez que fue instituida a principios de pasado siglo, aunque no por relativamente nueva, menos entrañable, que los es y empieza la homilía preguntando a los niños que significa para ellos un Rey, que atributos tiene y como era de esperar, las respuestas son variopintas, tiene corona, tiene trajes, palacio, trono, ejercito y, sin embargo, que lejos están estos atributos de los de nuestro Rey que ya lo advirtió ÉL mismo ante Pilatos, “mi reino no es de este mundo”, Cristo Rey, que vino a servir, a curar, a hacer el bien, que fue pobre y que murió desnudo y solo, no sin antes entregarnos su doctrina y sus enseñanzas, las cuales se resumen en el amor. Hoy Jesús quiere entrar en nuestros corazones y lo hace por medio de la oración, de la catequesis y de la misa. Al comulgar, Cristo entra en nuestros corazones y quiere reinar en nosotros y esto ha de notarse, no debemos de limitarnos a una practica religiosa mas, si no que debemos de vivir imitándole, como el nos ha enseñado en su evangelio.

La joven Cofradía Nuestra Señora del Carmen de Salinas, suma ya 400 miembros.

La Cofradía de Nuestra Señora del Carmen de Salinas celebró ayer por la tarde una misa de hermandad. En el transcurso de la misma, se impuso la medalla a 50 nuevos miembros del colectivo. Con las nuevas incorporaciones, la entidad que se constituyó este mismo año cuenta ya con unos 400 cofrades. La misa fue celebrada por el párroco de Salinas, Agustín González, y contó con la participación de la Escolanía San Salvador de Oviedo.

Un grupo de jóvenes feligreses, junto con el párroco Agustín González Morera, comenzaron a principios de año a trabajar para poner en marcha la cofradía que cuenta con el viso bueno del arzobispo, Jesús Sanz Montes.

Uno de los objetivos de la entidad es dar continuidad a la celebración de las fiestas patronales. Los cofrades tuvieron la constatación del éxito de su proyecto este año con el día de la Virgen del Carmen. “Los cofrades vamos a velar porque continúe la celebración de las fiestas patronales, la procesión y el “baño” de la Virgen en las aguas del Cantábrico para el disfrute de vecinos y veraneantes”, sostienen. Los cofrades tienen una página en Facebook y una dirección de correo electrónico para informar a las personas interesadas. La dirección del correo es cofradiasalinas@gmail.com.

Una de las iniciativas que ha puesto en marcha la entidad es la convocatoria de un certamen de pintura en el que pueden participar los ciudadanos mayores de 14 años residentes en Asturias o los no residentes que pertenezcan a la Cofradía antes de la fecha de la convocatoria del concurso, el pasado 24 de octubre. El tema de la obra es la procesión y la imagen de Nuestra Señora del Carmen de Salinas.

Final del Año Litúrgico. Festividad de Cristo Rey. – 25 noviembre 2018.

Cristo es rey por derecho propio y por derecho de conquista. 
Por derecho propio: lo es como hombre y como Dios. Jesucristo en cuanto hombre, por su Unión Hipostática con el Verbo, recibió del Padre “la potestad, el honor y el reino” (cfr. Dan. 7,13-14) y, en cuanto Verbo de Dios, es el Creador y Conservador de todos cuanto existe. Por eso tiene pleno y absoluto poder en toda la creación (cfr. Jn. 1,1ss).

Por derecho de conquista, en virtud de haber rescatado al género humano de la esclavitud en la que se encontraba, al precio de su sangre, mediante su Pasión y Muerte en la Cruz (cfr. 1 Pe. 1,18-19).

El Padre lo puso todo en manos de su Hijo. Debemos obedecerle en todo.

No se justo apelar al amor como pretexto para ser laxo en la obediencia a Dios. En nuestra relación con Dios, la obediencia y el amor son inseparables.

El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ame, será amado de mi Padre; y yo le amaré y me manifestaré a él.» -Juan 14,21

Los mártires nos dan ejemplo. Prefirieron morir antes de negar a Jesús. Muchos mártires del siglo XX en México, España, Cuba y otros lugares murieron gritando ¡Viva Cristo Rey!. También en nuestro siglo.   

Ninguna persona, ni ley, ni entidad esta por encima de Dios. El Pontífice León XIII enseñaba en la “Inmortale Dei” la obligación de los Estados en rendir culto público a Dios, homenajeando su soberanía universal.

Diferente a los hombres, Dios ejerce siempre su autoridad para el bien. Quien confía en Dios, quien conoce su amor no dejará de obedecerle en todo, aunque algunos mandatos sobrepasen su entendimiento.  

LA FIESTA DE CRISTO REY DEL UNIVERSO 

El Papa Pio XI, el 11 de diciembre de 1925, instituyó esta solemnidad que cierra el tiempo ordinario. Su propósito es recordar la soberanía universal de Jesucristo. Es una verdad que siempre la Iglesia ha profesado. 

La celebración de la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, cierra el Año Litúrgico en el que se ha meditado sobre todo el misterio de su vida, su predicación y el anuncio del Reino de Dios.

Durante el anuncio del Reino, Jesús nos muestra lo que éste significa para nosotros como Salvación, Revelación y Reconciliación ante la mentira mortal del pecado que existe en el mundo. Jesús responde a Pilatos cuando le pregunta si en verdad Él es el Rey de los judíos: “Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos; pero mi Reino no es de aquí” (Jn 18, 36). Jesús no es el Rey de un mundo de miedo, mentira y pecado, Él es el Rey del Reino de Dios que trae y al que nos conduce.