Catequesis de la Misa dominical de los Jóvenes. 10 diciembre 2017.

 Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,1-8):
Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Está escrito en el profeta Isaías: «Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: “Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos.”»
Juan bautizaba en el desierto; predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el Jordán. Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre.
Y proclamaba: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.»

Palabra del Señor

Misa del Catecismo. El Adviento. Domingo 3 diciembre 2017.

Texto del Evangelio (Mc 13,33-37): En aquel tiempo, decía Jesús a sus discípulos: «Estad atentos y vigilad, porque ignoráis cuándo será el momento. Al igual que un hombre que se ausenta deja su casa, da atribuciones a sus siervos, a cada uno su trabajo, y ordena al portero que vele; velad, por tanto, ya que no sabéis cuándo viene el dueño de la casa, si al atardecer, o a media noche, o al cantar del gallo, o de madrugada. No sea que llegue de improviso y os encuentre dormidos. Lo que a vosotros digo, a todos lo digo: ¡Velad!».

Oración para cada día…….Domingo 17 diciembre de 2017.

Oración de sanación

Señor Jesús, en todo momento quiero llenarme de tu amor y de tu poder transformador que renueva a todos y todo cuanto has creado.

Quiero dejar que tu fuerza restauradora cincele todo aquello que Tú quieres que sea en la vida y permitir que tu voluntad prevalezca sobre la mía.

Ayúdame a estar preparado y vigilante en mis acciones, pues en aquel día glorioso, vendrás como Juez justo y darás a cada uno según sus obras.

Ven Señor, continúa trabajando dentro de mi ser y en mi corazón, habita siempre en él para no apartarme de tus bendiciones ni de tus gracias.

Quiero oír tu voz en los necesitados y en aquellos en los que más les hace falta tu amor, pues en cada uno de ellos estás Tú, esperando mi consuelo.

No permitas que mis emociones negativas dominen mi alma. Cuento contigo, y con tu mano poderosa para seguir luchando con valentía por mi salvación.

Te entrego mis situaciones más complicadas y mis heridas más profundas para que me ayudes a sanarlas y saber vivir apegado a tu verdad.

Confío en que Tú me sostienes y me ayudas a vencer todos los obstáculos para que en libertad pueda proclamarte como mi Rey y Señor. Amén

Misa del Catecismo en la Festividad del domingo de Cristo Rey.

Catequesis.

 Empieza la Catequesis Dominical nuestro Párroco Don  Agustin  poniendo a los niños en expectación, preguntándoles si saben que es un Rey y si conocen a alguno, para dar entrada en escena a Jesucristo Rey del Universo, delante de una mapa mundi y reinando sobre lo que no le gusta, odios, rencores, violencia etc y sobre lo que le gusta, amor, justicia, paz etc. Instando, para terminar, a los niños a buscar y procurar en todo momento lo que a Jesús le gusta y lo que quiere para su reino de amor

Lecturas del Domingo 3º de Adviento – Ciclo B Domingo, 17 de diciembre de 2017.

ADVIENTO INICIO DEL NUEVO AÑO LITÚRGICO.Lectura del santo evangelio según san Marcos (13,33-37):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje y dejó su casa, y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!»

Palabra del Señor

Misa del Catecismo. Domingo 19 noviembre 2017.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (25,14-30):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: «Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: “Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco.” Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.” Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: “Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos.” Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.” Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: “Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo.” El señor le respondió: “Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadle fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.”»

Palabra del Señor

Domingo 12 noviembre 2017. Misa del Catecismo.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (25,1-13):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: «Se parecerá el reino de los cielos a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A medianoche se oyó una voz: “¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!” Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: “Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas.” Pero las sensatas contestaron: “Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis.” Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: “Señor, señor, ábrenos.” Pero él respondió: “Os lo aseguro: no os conozco.” Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora.»

Palabra del Señor

Este domingo, Día de la Iglesia Diocesana.

Domingo 12 Noviembre de 2017 Este domingo, Día de la Iglesia Diocesana “Somos una gran familia contigo” es el lema del Día la Iglesia Diocesana 2017 que se celebra el próximo 12 de noviembre. El secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia nos invita a colaborar con nuestra parroquia aportando lo que tenemos: cualidades, tiempo o…