Misa del Catecismo, 17 marzo 2019.

Hoy 2º domingo de Cuaresma y un evangelio precioso, La Transfiguración y empieza D. Agustín preguntando a los niños si han subido alguna vez a una montaña, como hace Jesús hoy, en compañía de Pedro, Santiago y Juan, me atrevo a decir que fueron los privilegiados por que vieron el cielo, pudieron contemplar la Divinidad de Jesús, un anticipo de lo que nos espera. Jesús gusta de subir a la montaña a orar, allí se respira mejor, el aire es mas puro y nos acompaña el silencio, con lo cual orar es mas fácil, recogerse en uno mismo, meditar en medio de la naturaleza, muestra de la obra de Dios y su creación. Si oramos con recogimiento nos acercamos a Dios y si nos llenamos de Él nos encontraremos a gusto, como hoy sus discípulos así se encontraban y por eso Pedro le dice, “Maestro, que bien se está aquí, hagamos tres tiendas …”. Así pues, en esta Cuaresma oremos y como un globo necesita el helio para subir, llenémonos nosotros de Dios aislándonos de tanto ruido como nos rodea, cultivemos nuestro espíritu y subiremos hasta sentir Su presencia en nuestro interior.

Misa del Catecismo Parroquial de Salinas. Primer domingo de Cuaresma 10 marzo 2019.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (4,1-13):

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo.
Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre.
Entonces el diablo le dijo: “Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.”
Jesús le contestó: “Está escrito: No sólo de pan vive el hombre”.
Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo: “Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mi, todo será tuyo.”
Jesús le contestó: “Está escrito: Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto”.
Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: “Encargará a los ángeles que cuiden de ti”, y también: “Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras”.
Jesús le contestó: Está mandado: “No tentarás al Señor, tu Dios”.
Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.
Palabra del Señor

Misa Dominical del Catecismo. 3 marzo 2019.

Evangelio
Evangelio según/>
De lo que rebosa el corazón habla la boca
Lectura del santo Evangelio según san Lucas, del domingo, 3 de marzo de 2019
0Guardar
EVANGELIO: Lc 6, 39-45

De lo que rebosa el corazón habla la boca

Lectura del santo Evangelio según san Lucas.

EN aquel tiempo, dijo Jesús a los discípulos una parábola:
«¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? No está el discípulo sobre su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Hermano, déjame que te saque la mota del ojo”, sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano.
Pues no hay árbol bueno que dé fruto malo, ni árbol malo que dé fruto bueno; por ello, cada árbol se conoce por su fruto; porque no se recogen higos de las zarzas, ni se vendimian racimos de los espinos.
El hombre bueno, de la bondad que atesora en su corazón saca el bien, y el que es malo, de la maldad saca el mal; porque de lo que rebosa el corazón habla la boca».

Palabra del Señor.

Misa Dominical del Catecismo en nuestra Parroquia de Salinas. 24 febrero 2019.

Misa Dominical del Catecismo en nuestra Parroquia de Salinas. Con el templo parroquial lleno y no solamente de los niños que asisten a la catequesis, si no también de padres, abuelos y feligreses, jóvenes cofrades, confirmandos, catequistas e incluso con la asistencia de niños de corta edad, como Alonso o Pablo, estos últimos acompañando a…

Misa del Catecismo. Domingo 17 febrero 2019.

Domingo 6º del tiempo ordinario, evangelio de las Bienaventuranzas, según San Lucas, un texto precioso y a veces difícil de explicar, en el que Dios nos da, en palabras de D. Agustín, el autentico programa del cristianos para comentarlo, recurre a una pancarta donde figuran por en el lado izquierdo nombres de famosos, ya sea del mundo de la música, del deporte o incluso de la informática y son gente que lo tiene todo, famosos frecuentemente idolatrados y envidiados e incluso pueden creer que no necesitan a Dios, contrastando con los del lado derecho que no tienen nada, mas que hambre y miseria, paradojas a menudo como que unos no tiene nada que comer y otros tienen que ponerse a dieta para adelgazar. Como los criterios de Dios no son los del mundo, para Él no solamente todos somos iguales, si no que sus favoritos son los pobres, lo enfermos, los que sufren, así pues, si queremos ser fieles a los mandatos del Jesús, seamos solidarios con los mas abandonados, con lo que no tienen lo básico para vivir o están enfermos o se encuentran solos, no caigamos en el egoísmo o la indiferencia y pidamos al Señor ojos para ver las necesidades de los demás y contribuir a solucionarlas.

Misa Dominical del Catecismo. 10 febrero 2019.

Catequesis Dominical – Misa del Catecismo 10 febrero 2019. Hoy, 5º domingo del tiempo ordinario, se lee un evangelio precioso, según D. Agustín es uno de lo que más le gustan, pues es cuando Jesús tranquiliza a Pedro, impresionado por el poder de Jesús y le dice que le hará pescador de hombres. Cuantos sacerdotes…

Misa Dominical de los Jóvenes. Bautismo de Jesús 13 enero de 2019.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (3,15-16.21-22):

EN aquel tiempo, el pueblo estaba expectante, y todos se preguntaban en su interior sobre Juan si no sería el Mesías, Juan les respondió dirigiéndose a todos:
«Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, a quien no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego».
Y sucedió que, cuando todo el pueblo era bautizado, también Jesús fue bautizado; y, mientras oraba, se abrieron los cielos, bajó el Espíritu Santo sobre él con apariencia corporal semejante a una paloma y vino una voz del cielo:
«Tú eres mi Hijo, el amado; en ti me complazco».

Palabra del Señor