Misa del Catecismo del 1º Domingo de Adviento. 1 diciembre de 2019.

Si cualquier tiempo litúrgico es importante para nosotros como cristianos e imprescindible como lo es la muerte y resurrección del señor para mantener nuestra fe, no lo es menos el tiempo de Adviento que hoy iniciamos, la preparación de la venida de Jesús, el acontecimiento mas importante de la historia de la humanidad.

Por eso D. Agustín, por medio de ejemplos en los que va preguntando a los niños lo que se hace cuando viene alguien importante a nuestra casa, les hace ver la necesidad de preparar nuestro corazón para el nacimiento de Dios hecho hombre y como nos recuerda S. Pablo en su epístola de hoy, dejemos de comilonas y derroches, no nos dejemos llevar por un consumismo feroz y centrémonos en preparar nuestro espíritu por medio de la oración, que es nuestra más eficaz e imprescindible arma y tratemos de celebrar una autentica Navidad cristiana. 

Misa del Catecismo en el último domingo del año Litúrgico. Celebramos la Fiesta de Jesucristo Rey del Universo.

FESTIVIDAD DE JESUCRISTO REY DEL UNIVERSO.
Celebramos hoy la fiesta de Jesucristo Rey del Universo y D. Agustín les pregunta a los niños si saben que es un rey y como vive, para continuar contándoles un cuento de un monarca que decide repartir todo lo que tiene entre sus súbditos y estos van eligiendo cada uno una cosa hasta que llega una viejecita y elige al propio rey, ya que de esa manera llegaría a poseer todo lo que él tiene.

Si nosotros elegimos a Jesucristo, elegimos todo lo que Él es y lo que Él tiene, pero no es un Rey al uso y las diferencias son enormes con los reyes tradicionales, su trono es la Cruz, su palacio es el Corazón de cada uno, su Corona es de espinas y su ley es el Amor.

Si lo elegimos a Él debemos contribuir a construir su Reino, haciendo de la tierra el Cielo y nuestra bandera como cristianos ha de ser el Amor, el Perdón y la Justicia.

Misa Dominical de los Jóvenes y Catequesis. 10 noviembre de 2019.

En el evangelio de hoy, los saduceos quieren someter a Jesús a un a trampa, ya que ellos no creen en la resurrección y El les dice a ellos y a nosotros por medio del evangelio que nos ha sido transmitido, como seremos, como ángeles, hijos de Dios y D. Agustín, con gran imaginación, ciertamente, ya que el tema de la resurrección es muy difícil de explicar a niños de tan corta edad, les pregunta que si cuando se comen una manzana dejan algo sin comer y poco a poco les hace descubrir que dejan el vulgarmente llamado corazón de dicha fruta y en él están las semillas que necesitan pudrirse y morir para dar fruto y origen a un futuro árbol, buena similitud con lo que nos pasará a nosotros, moriremos y pasaremos a otra vida como ángeles, aunque, bien es cierto, que para merecerlo, tendremos que estar siempre cerca de Dios con nuestras buenas obras y aquí, también con gran astucia, les hace ver D. Agustín como la lámpara central de la Iglesia pende del techo con un enganche y que de no ser así, se caería, como nosotros caeremos si nos apartamos de Dios. Así pues, esforcémonos en merecer ser resucitados, amando a Dios y a nuestros hermanos..

Misa Dominical del Catecismo. 3 junio de 2019.

Evangelio Conclusión del santo evangelio según san Lucas (24,46-53): En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos…