Sábana Santa de Turín, el Papa envía bendición a los participantes de oración especial 

el

Únete a la ostensión extraordinaria de la Sábana Santa, este Sábado Santo, 11 abril, a las 17.00 horas (Hr. de Italia), transmitida en mundovisión. El Arzobispo de Turín presidirá una liturgia de oración y contemplación que también se podrá seguir por redes sociales.

El Papa ha enviado su bendición a todos los fieles que participarán en la oración extraordinaria ante la Sábana Santa de Turín para pedir a Dios que termine la pandemia de Coronavirus en Italia y en el Mundo.Francisco escribió una misiva de agradecimiento por el gesto al Arzobispo de Turín, monseñor Cesare Nosiglia, con motivo de la ostensión extraordinaria de la Sábana Santa, este Sábado Santo, 11 de abril, a las 17.00 horas, y que será transmitida en mundovisión (en italiano y en inglés) desde la capilla que custodia la reliquia que recuerda la resurrección y que el Papa visitó en 2015.

Monseñor Nosiglia, presidirá una liturgia de oración y contemplación. Así, el Sucesor de Pedro agradeció “por este gesto, que responde a la petición del pueblo fiel de Dios, duramente probado por la pandemia del coronavirus”.

De esta manera, Francisco comentó la contemplación extraordinaria del Sudario de Turín: “En el rostro del Hombre de la Sábana Santa vemos también los rostros de muchos hermanos y hermanas enfermos, especialmente los más solos y menos cuidados; pero también de todas las víctimas de las guerras y la violencia, de la esclavitud y la persecución”.

Francisco dijo unirse a esta súplica especial debido a la pandemia por coronavirus que ha infectado a más de 1,6 millones de personas en todo el mundo, la mayoría en Estados Unidos, con más de 466.000 casos diagnosticados.  España, con más de 157.000 casos, es el segundo país con más contagiados, seguido de Italia (más de 143.000).

Súplica y mirada al Hombre de la Sábana Santa

“Yo también me uno a su súplica, dirigiendo mi mirada al Hombre de la Sábana Santa en quien reconocemos los rasgos del Siervo del Señor, que Jesús realizó en su Pasión: “Varón de dolores y sabedor de dolencias […]. Eran nuestras colencias las que él llevaba y nuestros dolores los que soportaba […]. Ha sido herido por nuestras rebeldías, molido por nuestras culpas. El soportó el castigo que nos trae la paz y por sus llagas hemos sido curados” (Is 53, 3.4-5)”.

“Como cristianos, a la luz de las Escrituras, contemplamos en esta tela el icono del Señor Jesús crucificado, muerto y resucitado. A Él nos confiamos, en Él confiamos. Jesús nos da la fuerza para afrontar cada prueba con fe, con esperanza y con amor, con la certeza de que el Padre siempre escucha a sus hijos que claman a Él, y los salva”, escribió.

“Bendigo a Su Excelencia, a la Iglesia de Turín y a todos vosotros, especialmente a los enfermos y a los que sufren y a cuántos los cuidan. Que el Señor dé paz y misericordia a todos. ¡Feliz Pascua!”, escribió Francisco, en una misiva firmada en Roma, San Juan de Letrán, 9 de abril de 2020.

Transmisión también a través de redes sociales

La esta ostensión no será como las del pasado. La Sábana Santa permanecerá en la vitrina en la que normalmente se guarda, pero será posible contemplarla a través de imágenes de televisión. Sin embargo, la novedad absoluta del evento del 11 de abril está representada por la utilización de las redes sociales que, al final de la oración, también transmitirán un momento de diálogo y reflexión con la intervención de expertos y testigos sobre la actualidad.

La Sábana Santa está guardada en una cámara segura climatizada en la catedral de la ciudad y no suele ser mostrada a menudo por su estado extremadamente frágil. La última vez fue de forma breve en 2018 para un grupo de jóvenes. Varios millones de personas la vieron en 2015, su última exposición masiva.