Feliz Pascua de Resurrección. Cristo vive ¡Aleluya, aleluya! UpapSalinas.

el

0

Conversando con el amor

Padre mío, gracias por venir a mi corazón como el Padre amoroso que jamás falla y que me sostiene en la debilidad. Dame del agua viva de tu amor, acompáñame con tu poder y no me sueltes de tu mano y me dejes caer en la tentación.
Amén
Autor: Qriswell J. Quero, escritor católico | @Copyright 2020
Evangelio de hoy 12 de Abril. Domingo de Resurrección. Pascua Solemnidad
Evangelio de hoy 12 de Abril meditado por Papa Francisco. Juan 20,1-9. Lecturas del día. Domingo de Resurrección. Pascua Solemnidad
evangelio de hoy  de abril domingo de resurreccion pascua lecturas del dia solemnidad

Lecturas del día 12 de Abril. Domingo de Resurrección. Solemnidad de la Pascua. Hechos 10,34a.37-43

En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: “Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en Judea y en Jerusalén. Lo mataron colgándolo de un madero. Pero Dios lo resucitó al tercer día y nos lo hizo ver, no a todo el pueblo, sino a los testigos que él había designado: a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de su resurrección. Nos encargó predicar al pueblo, dando solemne testimonio de que Dios lo ha nombrado juez de vivos y muertos. El testimonio de los profetas es unánime: que los que creen en él reciben, por su nombre, el perdón de los pecados.”

Salmo de hoy. Salmo 117,1-2,16-17,22-23.

(R). “Este es el día que hizo Señor: que sea nuestra alegría y nuestro gozo”.

Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia. Diga la casa de Israel: eterna es su misericordia. (R).

La diestra del Señor es poderosa, la diestra del Señor es excelsa. No he de morir, viviré para contar las hazañas del Señor.(R).

La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente. (R).

Segunda Lectura de hoy. Colosenses 3,1-4.

Hermanos: Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios; aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está con Cristo escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo, vida nuestra, entonces también vosotros apareceréis, juntamente con él, en la gloria.

Aclamación del Evangelio de hoy 12 de Abril, Domingo de Resurrección. Solemnidad de la Pascua.

¡Aleluya, aleluya! Cristo, nuestra pascua, ha sido sacrificado: celebremos la fiesta entonces, en el Señor. ¡Aleluya! (Cfr. 1 Corintios 5,7-8)

Evangelio de hoy – Juan 20,1-9.

Lecturas del Evangelio de hoy 11 de Abril – (Domingo de Resurrección. Solemnidad de la Pascua – La resurrección de nuestro Señor Jesucristo): “El primer día después del sábado, María Magdalena fue al sepulcro muy temprano, cuando todavía estaba oscuro, y vio que la piedra que cerraba la entrada del sepulcro había sido removida. Fue corriendo en busca de Simón Pedro y del otro discípulo a quien Jesús amaba y les dijo: “Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto”. Pedro y el otro discípulo salieron para el sepulcro. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más que Pedro y llegó primero al sepulcro. Al momento de inclinarse, vio los lienzos tumbados, pero no entró. Pedro llegó detrás, entró en el sepulcro y vio también los lienzos tumbados. El sudario con que le habían cubierto la cabeza no se había caído como los lienzos, sino que se mantenía enrollado en su lugar. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero, vio y creyó. Pues no habían entendido todavía la Escritura: ¡Él debía resucitar de entre los muertos!”. Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco del Evangelio de hoy.

En el Evangelio de hoy, vemos que los anuncios de Dios son siempre sorpresas, nuestro Dios es el Dios de las sorpresas. Y así, desde el inicio de la historia de la salvación, desde nuestro padre Abraham, te sorprende.

Y la sorpresa es eso que te conmueve el corazón, que te toca allí donde no te lo esperas. Por decirlo un poco con el lenguaje de los jóvenes, la sorpresa es un “golpe bajo” porque no lo esperas.

Sobre la prisa, las mujeres que fueron corriendo a decir: “hemos encontrado esto”. Las sorpresas de Dios nos ponen en camino rápidamente, sin esperar. Y así corren, para ver… y Pedro y Juan corren. Los pastores en la noche de Navidad también corren…”

Es importante caminar, correr, para ver esa sorpresa, ese anuncio. También hoy sucede en nuestros barrios, en los pueblos, cuando pasa algo extraordinario la gente corre a ver.

Por tanto, ir con prisa. Las sorpresas, las buenas noticias, se dan siempre así: de prisa y en el Evangelio hay uno que se toma un poco de tiempo, no quiere arriesgarse, pero el Señor es bueno, lo espera con amor: es Tomás.

Pero, “¿y yo qué?”, “¿Tengo el corazón abierto a las sorpresas de Dios, soy capaz de ir deprisa, o siempre estoy con esa cancioncita: “mañana veré, mañana, mañana…?”.

¿Qué me dice a mí la sorpresa?. Juan y Pedro fueron corriendo al sepulcro. Juan, dice el Evangelio, creyó. También Pedro creyó, pero a su modo, con la fe mezclada un poco con el cargo de conciencia de haber renegado del Señor.

Y yo hoy, en esta Pascua, ¿yo qué?, ¿tú qué?, ¿yo qué?. (Homilía del Evangelio de hoy. Misa de la Pascua de Resurrección, 01 de abril de 2018

Oración para el Evangelio de hoy.

Señor Resucitado, qué bueno es sentir tu presencia acogedora que llena de vida todos mis espacios, alejando todo sentimiento de angustia y abandono.

Quiero permanecer cerca de Ti, pues solo de Ti me viene ese amor que me sostiene, esa fuerza que me restaura y el poder para seguir dándolo todo.

Gracias por tu sacrificio de amor en la Cruz, por tu resurrección que me invita a renovar mi corazón en tus promesas y a dar pasos firmes en tu dirección.

Tú estás vivo y presente, siento la calidez de tu voz que a todos consuela y trae la paz al alma. Sólo tu voz quiero seguir, solo tu voz quiero sentir.

En mis tristezas, ayúdame a reconocer tu voz, a recurrir y rendirme a ella, pues Ella tiene la fuerza para sanar y levantar.

Ven y ábreme caminos de sanación, de salud y de esperanzas. Ayúdame a romper todo muro de dolor que no me deja avanzar.

Dame la gracia de poder liberarme de miedos y opresiones, de sentirme capacitado y valiente para salir y anunciar todo lo bueno de tus promesas.

Quiero nacer de nuevo en el Espíritu, rehacer mi vida para alabarte y adorarte, porque en ningunas otras manos yo podría estar más seguro. Amén

Propósito para hoy.

Agradecer a Dios por todas sus manifestaciones de amor con la que se ha mostrado en tu vida: la familia, salud, trabajo, amigos, talentos.

Frase de reflexión.

“Vale la pena acoger a toda vida, porque cada persona humana vale la sangre de Cristo mismo. ¡No se puede despreciar lo que Dios ha amado tanto!”. Papa Francisco

Audio Evangelio de hoy 12 de Abril.

🎧 Escucha ahora la reflexión correspondiente al Evangelio de hoy en audio, comentado para la vida diaria. Vive y reflexiona la Palabra de Dios.

Pulsa en el ícono de play para comenzar a escuchar la reflexión para el Evangelio del día de hoy 12 de Abril, Domingo de resurrección. Solemnidad de la Pascua del Señor.

cheklist verdePalabras que sanan
Confía y cree en todos dones que tienes sembrado en tu corazón. Deja que Dios te bendiga con su amor y te haga brillar en medio de los desafíos que se te han presentado. Solo Dios tiene la capacidad de transformar aquello que te perturba en una oportunidad de superación ¡ÁNIMO!

Especial para ti

oracion del domingo de pascua resurreccion semana santa

Celebración del día