Lecturas del Domingo 12º del Tiempo Ordinario – Ciclo A. Domingo, 21 de junio de 2020

  Domingo, 21 de junio de 2020

Lecturas del Domingo 12º del Tiempo Ordinario – Ciclo A

  Domingo, 21 de junio de 2020

Primera lectura

Lectura del libro de Jeremías (20,10-13):

Dijo Jeremías: «Oía el cuchicheo de la gente: “Pavor en torno; delatadlo, vamos a delatarlo.” Mis amigos acechaban mi traspié.” A ver si se deja seducir, y lo abatiremos, lo cogeremos y nos vengaremos de él.” Pero el Señor está conmigo, como fuerte soldado; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo eterno que no se olvidará. Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que tomas de ellos, porque a ti encomendé mi causa. Cantad al Señor, alabad al Señor, que libró la vida del pobre de manos de los impíos.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 68,8-10.14.17.33-35

R/.
Que me escuche tu gran bondad, Señor

Por ti he aguantado afrentas,
la vergüenza cubrió mi rostro.
Soy un extraño para mis hermanos,
un extranjero para los hijos de mi madre;
porque me devora el celo de tu templo,
y las afrentas con que te afrentan caen sobre mí. R/.

Pero mi oración se dirige a ti,
Dios mío, el día de tu favor;
que me escuche tu gran bondad,
que tu fidelidad me ayude.
Respóndeme, Señor, con la bondad de tu gracia;
por tu gran compasión, vuélvete hacia mí. R/.

Miradlo, los humildes, y alegraos,
buscad al Señor, y revivirá vuestro corazón.
Que el Señor escucha a sus pobres,
no desprecia a sus cautivos.
Alábenlo el cielo y la tierra,
las aguas y cuanto bulle en ellas. R/.

Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos (5,12-15):

Lo mismo que por un hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, porque todos pecaron. Porque, aunque antes de la Ley había pecado en el mundo, el pecado no se imputaba porque no había Ley. A pesar de eso, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, incluso sobre los que no habían pecado con una transgresión como la de Adán, que era figura del que había de venir, Sin embargo, no hay proporción entre el delito y el don: si por la transgresión de uno murieron todos, mucho más, la gracia otorgada por Dios, el don de la gracia que correspondía a un solo hombre, Jesucristo, sobró para la multitud.

Palabra de Dios

Evangelio

0GuardarLectura del santo evangelio según san Mateo (10,26-33):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «No tengáis miedo a los hombres, porque nada hay cubierto que no llegue a descubrirse; nada hay escondido que no llegue a saberse. Lo que os digo de noche decidlo en pleno día, y lo que escuchéis al oído pregonadlo desde la azotea. No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, temed al que puede destruir con el fuego alma y cuerpo. ¿No se venden un par de gorriones por unos cuartos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga vuestro Padre. Pues vosotros hasta los cabellos de la cabeza tenéis contados. Por eso, no tengáis miedo; no hay comparación entre vosotros y los gorriones. Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo.»

Palabra del Señor

Especial para ti

oracion diaria al sagrado corazon de jesus dia  de junio
inmaculado corazon de maria fiesta memoria

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco

En la lectura del Evangelio de hoy (cf. Mt 10,26-33), el Señor Jesús, después de llamar y enviar en misión a sus discípulos, los instruye y prepara para afrontar las pruebas y las persecuciones que tendrán que afrontar.

Ir en misión no es turismo, y Jesús advierte a sus discípulos: “Serán entregados para ser perseguidos”. Así les exhorta: “No teman, pues no hay nada oculto que no vaya a ser revelado, ni escondido que no se dé a conocer. Lo que os digo en la oscuridad, habladlo a la luz del día… No teman a los que matan el cuerpo, sino a aquellos que pueden matar el alma” (v. 26-28). Sólo pueden matar el cuerpo pero no tienen el poder de matar el alma; no tengan miedo de ellos.

El envío de Jesús a los discípulos en misión no les garantiza el éxito, ya que no los protege de los fracasos y los sufrimientos. Deben tener en cuenta la posibilidad de rechazo o de persecución. Esto es bastante aterrador, pero es la verdad.

El discípulo está llamado a conformar su vida a la de Cristo, que fue perseguido por los hombres, que conoció el rechazo, el abandono y la muerte en la cruz. ¡No existe una misión cristiana en la tranquilidad! Las dificultades y las tribulaciones forman parte de la labor de evangelización, y estamos llamados a encontrar en ellas la oportunidad de confirmar la autenticidad de nuestra fe y de nuestra relación con Jesús.

Debemos considerar estas dificultades como la posibilidad de ser cada vez más misioneros y de crecer en nuestra confianza en Dios, nuestro Padre, que no abandona a sus hijos en la hora de la tormenta. En las dificultades del testimonio cristiano en el mundo, nunca nos olvidamos, pero siempre ayudados por la preocupación amorosa del Padre. Por lo tanto, en el Evangelio de hoy, en tres ocasiones Jesús tranquiliza a los discípulos diciendo: “No tengan miedo”

[…] Una forma de prueba podría ser también la ausencia de hostilidades y tribulaciones. Además de ser “ovejas en medio de lobos”, en nuestro tiempo también el Señor nos envía como vigilantes en medio de personas que no quieren ser despertadas del torpor mundano, que ignoran las palabras de la Verdad del Evangelio, construyendo sus propias verdades efímeras. Y si nos movemos y vivimos en estos contextos y decimos las Palabras del Evangelio, esto es molesto y no seremos bien vistos.

Sin embargo, en todo esto el Señor continúa diciéndonos, como dijo a los discípulos de su tiempo: “No tengan miedo”. No olvidemos esta palabra: cuando experimentamos tribulación o persecución, algo que nos hace sufrir, debemos escuchar siempre la voz de Jesús en nuestro corazón:

“No tengan miedo. No tengan miedo; adelante. Yo estoy con ustedes”.

No teman a quien los ridiculiza y al maltrato; y no tengan miedo de quien los ignora u honra delante de los demás, porque, yendo tras de ti, va en contra del Evangelio. Hay tantos que sonríen delante de nosotros pero a nuestras espaldas luchan contra el Evangelio. Todos los conocemos. Jesús no nos deja solos porque somos preciosos para él. Por eso no nos deja solos: cada uno de nosotros es precioso para Jesús, y Él nos acompaña.

Que la Virgen María, modelo de adhesión humilde y valiente a la Palabra de Dios, nos ayude a comprender que, al dar testimonio de la fe, lo que cuenta no son nuestros éxitos sino nuestra fidelidad, la fidelidad a Cristo, reconociendo en cualquier circunstancia, incluso la más problemática, el don inestimable de ser sus discípulos misioneros. (Reflexión del Evangelio de hoy, 25 de junio de 2017)

Oración para el Evangelio de hoy.

Padre amado, de ti provienen todas las riquezas y dones que podamos tener. Te alabo y te bendigo por cada una de las cosas que me das. gracias por la donación de amor que has hecho para salvarme. Nada temo, porque Tú eres mi roca y mi fuerza.

Me haces un llamado a evitar el apego terrenal y a vivir confiado en tu Palabra. ¿A qué puedo temer si me cuidas más que a las aves del Cielo? Mi vida tiene sentido únicamente si Tú estás en ella, porque me ayudas a sobrellevar cualquier dificultad o prueba con todas tus actuaciones de poder. Ayúdame a empujar la roca cuando me vienen las debilidades.

Cada día me regalas acciones maravillosas que me hacen sentir tu amor, alejando de mi corazón el miedo y el dolor que intentan llevarse mis fuerzas. Quiero vivir tu Palabra. Necesito de tu gracia cada día para no dejarme seducir por el afán de poder que conduce a una vida hipócrita y vacía.

Ven a mi vida y ayúdame a ser transparente, a reflejar por doquier que eres Tú quien vive y habita en mí y me llenas de completa felicidad. Sé que estás allí para guiarme y capacitarme con los mejores talentos para seguir adelante y no dejarme invadir por el temor. Sintiendo tu poderosa Presencia me siento preparado para enfrentar los retos con una mejor actitud, porque sé que tu mano me auxilia siempre en las caídas y tropiezos. Amén Qriswell J. Quero, Escritor Católico

Propósito para hoy.

Haré una pequeña revisión interior sobre aquellas amistades que no me están haciendo bien. ¿Me acercan a Dios? ¿Debo soltar? ¿Entregar? ponlo en oración.

Frase de reflexión.

“Queridos médicos y enfermeras, el mundo ha podido ver cuánto bien habéis hecho en una situación tan difícil. A pesar de estar exhaustos, habéis seguido esforzándoos con profesionalidad y abnegación. Y esto genera esperanza. A todos vosotros, mi estima y mi sincero agradecimiento”. Papa Francisco.

Audio Evangelio de hoy 21 de junio.

🎧 #evangeliodeldia Escucha ahora la reflexión correspondiente a la lectura del Santo Evangelio de hoy Mateo 10,26-33, en audio, Palabra de Dios comentada para la vida diaria.Audio Evangelio de hoy

Pulsa en el ícono de play para comenzar a escuchar la reflexión para el Evangelio de hoy domingo.

Video reflexión para hoy

video de reflexión para hoy

Santo Rosario de hoy. Misterios Gloriosos. Rosario del día Domingo

HOY CELEBRAMOS :

san luis gonzaga patrono de la juventud catolica y de la pureza

San Luis Gonzaga. Patrono de la juventud católica y de la pureza