¿Quieres formar parte de la Escolanía de Covadonga?

el

Publicado el 08/07/2022

¿Quieres formar parte de la Escolanía de Covadonga?

La Escolanía de Covadonga ofrece este verano la posibilidad de que otros niños puedan conocerla más de cerca, y plantearse quizá una posible estancia con ellos y pasar a formar parte de este coro de voces blancas que embellece la liturgia en el Real Sitio. La posibilidad de conocerles pasa por acercarse a la eucaristía de los domingos, a las 12 h para escucharles cantar, o incluso si los niños lo desean, pueden pasar un fin de semana con la Escolanía o participar en la convivencia que hay organizada para los días 19 a 21 de agosto, donde podrán convivir con escolanos y conocer de primera mano cómo es la vida para estos chicos en el Santuario.

Esta invitación abierta a todos los niños de Asturias no es algo nuevo, aunque sí es la primera vez que se hace de una manera tan abierta. «En realidad es algo que siempre se ha hecho, pero hasta ahora siempre ha sido de forma muy puntual, ofrecida a algún niño que quizá se estaba planteando pasar a formar parte de la Escolanía», explica David Cueto, sacerdote diocesano y Director de la Escolanía de Covadonga. «La idea ahora –afirma– es hacer un llamamiento masivo, porque puede ser que muchos niños asturianos no conozcan la Escolanía y con estas posibilidades se les da la oportunidad de vivir con ellos unos días y comprobar si estarían a gusto y es lo que desean».

La vida cotidiana de los escolanos en Covadonga es la gran desconocida. «La gente viene a misa, ve a los niños, se asombra de lo bien que cantan, pero luego se vuelven a sus casas y da la sensación de que los escolanos desaparecen. ¿Qué pasa con ellos? –se pregunta David Cueto–. Pues ellos, en realidad, tienen un lugar en el que vivir, un lugar que nosotros concebimos como un hogar, que es lo que queremos que sea para ellos la Escolanía».

Por la mañana los chicos se levantan, tienen un tiempo de oración, de aseo y desayuno, y durante el curso bajan a Cangas de Onís, para estudiar en el colegio o en el Instituto. «Todas las tardes, de vuelta en Covadonga, tienen formación musical: canto, instrumento, lenguaje musical etc. –explica el director de la Escolanía–. También cantan todas las tardes a la Virgen, eso es algo que intentamos cuidar mucho, tienen que ser conscientes de que no simplemente cantan por cantar, sino que le cantan a la Santina, están aquí para embellecer el culto a la Virgen y para que esa belleza ayude a elevar el espíritu de los visitantes y de la gente que se acerca al Santuario».

Junto con la música, los chicos tienen también sus ratos de estudio diario, donde reciben acompañamiento y ayuda en sus tareas, y como todos los niños, disfrutan de tiempo y libre y de juegos, antes de irse pronto a descansar.

Entre las oportunidades que ofrece la Escolanía a los chicos, se encuentra la sólida formación musical que reciben, con alto nivel y constante, que resulta muy valorada y reconocida por músicos profesionales. «De aquí han salido grandes compositores o directores de orquesta –reconoce el director–, porque tienen una base muy sólida». Pero además de la formación musical, se encuentra la localización del propio Santuario, donde viven los niños. «Están en contacto directo con la naturaleza, un privilegio que no tienen muchos. Un niño de ciudad sale de su portal y está en la calle, mientras que aquí salen de casa y están en el monte. Es un marco natural precioso y cuando el tiempo lo permite hacemos muchas excursiones», explica. Pero no solo se mueven por los alrededores de Covadonga. Antes de la pandemia, eran frecuentes los viajes dentro y fuera de España, conociendo otras Escolanías o incluso ofreciendo conciertos. Una costumbre que se vuelve a retomar poco a poco, puesto que supone un gran enriquecimiento para los niños. «El niño necesita ampliar horizontes, historias, relatos, ver que en otros lugares las cosas a lo mejor se hacen de otra manera y también funcionan –explica David Cueto–. Esos viajes les ayudan mucho, no solo por la posibilidad de cantar en otros lugares, sino porque observan y experimentan cosas nuevas».

Contacto de la Escolanía del Santuario de Covadonga: Telf.  620 64 97 95

Correo canonigo@santuariodecovadonga.es