Encuentro anual de Cáritas, en el Seminario Metropolitano de Oviedo.

Encuentro anual de Cáritas, en el Seminario

Este viernes está teniendo lugar el Encuentro Anual de Cáritas Asturias en el Seminario Metropolitano. Junto con la celebración del Corpus –el día grande para Cáritas–, esta jornada le sigue en importancia, y suele tener una finalidad informativa y formativa, además de lo que supone el encuentro fraterno para personas que comparten una ocupación tan particular de servicio a los más necesitados. 

En esta ocasión, el tema principal de la mañana, que ha reunido a trabajadores y a equipos directivos de las Cáritas arciprestales, es la auditoría de marca a la que se ha sometido la entidad, y que ha tenido como finalidad analizar cuál es la percepción que la sociedad tiene de Cáritas, y cómo hacerse más presente y lograr llevar su mensaje con más éxito y fidelidad. “Es un estudio que se ha realizado con gran profundidad, que hemos querido dar a conocer en nuestro ámbito diocesano porque de lo contrario quedaría como un documento más del que nos olvidaríamos dentro de un tiempo, y queremos que este documento nos sirva, y esas conclusiones y esas sugerencias que se extraen de él, sean útiles para mejorar nuestra actuación, nuestra presencia en la sociedad y nuestra ayuda a las personas”, afirma Ramón Méndez Navia, Secretario General de Cáritas Asturias.

Por la tarde, a las 17 horas, tras la celebración de la eucaristía presidida por el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, está previsto un acto conmemorativo, con la Historia de Cáritas en Asturias, la presentación del vídeo “Cáritas futura” sobre el voluntariado joven, y finalmente la participación del Coro femenino Escuela de Música “Divertimento”.

“En este contexto haremos también una mención especial a todas las personas migrantes. En este domingo en el que celebramos la Jornada Mundial de los Pobres, el Papa Francisco hace especial hincapié en todas aquellas personas que, por circunstancias diversas, se ven obligadas a abandonar su tierra y sus hogares”, explica el Secretario General de Cáritas diocesana. “Queremos por tanto tener –afirma– precisamente en estos tiempos donde el problema del desplazamiento de la población ucraniana se une a todas las crisis humanitarias que llevan ya años entre nosotros, tener un recuerdo especial con estas personas, y tener muy presente que Cáritas no es solo una ayuda ecónomica que soluciona las necesidades básicas, sino que, tal y como nosotros entendemos nuestra labor, hemos de acoger, integrar y promover a todas las personas que nos llegan”.

Hay que recordar que desde que se inició la invasión de Rusia a Ucrania, las Cáritas diocesanas a través de Cáritas internacional han colaborado directamente con ayudas económicas tanto en Ucrania como en los países fronterizos: Moldavia, Polonia o Rumanía. De la misma manera, trabajan actualmente con personas desplazadas desde Ucrania hasta nuestro país, puesto que no todas entraron bajo el cauce oficial y no han tenido apoyo en vivienda y otras necesidades básicas.

El final de esta jornada de Cáritas diocesana está dedicado a recordar que Cáritas española cumple 75 años de historia, y lo que es más curioso, también lo hace Cáritas Asturias. “Hay que atribuirle el mérito de la investigación a nuestro actual Delegado, José María Hevia, porque ha hecho una labor de investigación muy rigurosa e interesante, y ha llegado a la conclusión de que esos 75 años que se están celebrando a nivel nacional, coinciden con el tiempo con el que Cáritas lleva realizando proyectos y acciones concretas en Asturias”, reconoce Ramón Méndez Navia. “La verdad es que es una historia apasionante, desde el origen en la Acción Católica hasta la fecha actual: todo lo que ha habido, las diferentes maneras de trabajar, de acercarse a las personas, de relacionarnos entre nosotros”. 

Una historia en la que se seguirá profundizando a lo largo de todo este año.