Fallece el sacerdote D. Enrique Álvarez Moro en accidente de tráfico.

El sacerdote D. Enrique Álvarez Moro, párroco de la UP de Turón, ha fallecido hoy a mediodía en accidente de tráfico, en la AS1, cuando se dirigía a visitar a su familia en Gijón. Las causas del accidente y del fallecimiento han de ser determinadas por la autoridad competente.

El día y la hora del funeral serán anunciados próximamente. Desde la diócesis oramos por su eterno descanso, al tiempo que le pedimos a Dios el consuelo para su familia en estos momentos tan dolorosos.

Cargos pastorales del sacerdote fallecido D. Enrique Álvarez Moro.

Natural de Gijón, donde nació en 1981, fue ordenado presbítero en el año 2011.

Entre los años 2010 y 2011 ejerció como diácono adscrito a la UP de Panes (Llanes). A partir de su ordenación, hasta el año 2015, fue párroco de San Miguel de La Plaza; San Salvador de Alesga; Santa Marina de de Barrio; San Miguel de Campiello; Santa María de Carrea, Santa María de Focellada; San Justo de Páramo; San Juan de Prado; Santo Tomás de Riello; San Juan de Santianes, Santo Emiliano de Taja; Santa Eulalia de Torce; Santa María Magdalena de Urria; San Pedro de Villamayor y Santa María de Villanueva.

Entre los años 2012 y 2015 ejerció también como Delegado episcopal de Pastoral Universitaria y Capellán de la Universidad de Oviedo. Precisamente esos años también fue Miembro electo del Consejo Pastoral Diocesano, representando a la Curia diocesana.

Durante tres años, hasta el año 2018, realizó estudios de Patrología en Roma.

A su vuelta fue nombrado párroco de San Martín de Turón; de Santa Bárbara de Turón-La Cuadriella; Nuestra Señora del Carmen de Turón-San Andrés y Santa María de Urbiés, responsabilidad que ejercía hasta el momento de su fatal accidente.

Accidente de tráfico en El BerrónFallece el párroco de Turón, Enrique Álvarez, cuando acudía a Gijón al funeral del cura de Jove

El gijonés se salió de la carretera en la autovía minera a la altura de El Berrón. Acudía al funeral de su compañero José Manuel Álvarez, párroco de Jove.

Grave accidente de tráfico en Asturias, en el concejo de Siero. El párroco de Turón, Enrique Álvarez, ha fallecido este viernes al salirse con su coche de la vía cuando circulaba por la autovía minera, la AS-I, a la altura de El Berrón. El gijonés acudía al funeral de su compañero José Manuel Álvarezpárroco de Jove durante más de dos décadas, cuando se salió de la vía.

El vehículo circulaba en dirección a Gijón cuando perdió el control del mismo por circunstancias que se investigan entre la salida de Bendición y l Pola de Siero. El turismo quedó encajado entre los árboles en la ladera. Hasta la zona se desplazaron agentes de la Guardia Civil, efectivos de Bomberos y una UVI móvil.

Enrique Álvarez Moro revolucionó la vida parroquial de Turón con su llegada, ganándose el cariño de todo el pueblo. Natural de Gijón, volvió a Asturias después de su estancia en Roma, donde concluyó la licenciatura de Patrística (estudio del cristianismo de los primeros siglos y de sus primeros autores conocidos como padres de la Iglesia).

El sacerdote tenía 41 años y llevaba en la parroquia de Turón desde 2018. Su papel durante el confinamiento por la pandemia fue importantísimo para muchos feligreses. Organizaba tres momentos de oración al día a través de la página de Facebook de la parroquia y una eucaristía, además de hacer una ronda de llamadas a los feligreses de avanza edad que viven solos. «No solo sirvo a Dios, también a mi gente», aseguró a EL COMERCIO.

Noticia recogida del Periódico El COMERCIO.

El religioso gijonés, de 41 años, llevaba casi cinco años en el valle mierense tras pasar por Teverga, Piedras Blancas y Siero.

Jornada negra en las carreteras asturianas. El párroco de Turón, Enrique Álvarez Moro, ha fallecido a primera hora de la tarde tras sufrir un accidente de coche en la Autovía Minera, a la altura de Noreña. El religioso ha perdido la vida tras sufrir su vehículo una salida de vía. Era el único ocupante del coche y en el momento del siniestro se trasladaba a Gijón para asistir al funeral de José Manuel Álvarez, Peque, párroco de Jove durante casi tres décadas. En el oficio, el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha confirmado el trágico suceso, recordando con cariño a Álvarez Moro. Enrique Álvarez Moro, de 41 años, llevaba en Turón casi cinco años. Se hizo cargo de la parroquia a finales del verano de 2018 tras cursar en Roma los últimos de la carrera de Patrística. Ya entonces afirmó que su objetivo era «estar siempre junto a los vecinos» y abrir la iglesia «a todos». Durante casi un lustro se hizo muy popular en el valle mierenses, haciendo gala de una enorme capacidad de iniciativa. En 2021, por ejemplo, puso en marcha los premios Cristo de la Paz de Turón, con el oncólogo Emilio Esteban como primer galardonado. 

Trayectoria

Natural de Gijón, antes de ingresar en el seminario, decidió estudiar la carrera de Filología Hispánica. Fue ordenado sacerdote hace una década, a los 31 años. Antes de llegar a Turón fue párroco en Teverga, diácono en Panes y seminarista en Gijón, Piedras Blancas y Pola de Siero. Dejó Teverga en 2015 para irse a Roma a estudiar.

Enrique Álvarez Moro se dirigía al funeral de José Manuel Álvarez, celebrado en la iglesia de Santa Olaya de Gijón, cuando sufrió el accidente mortal. Fue el Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, quien informó del luctuoso suceso a los asistentes pocos minutos después de empezar la homilía. «Tendremos muy presente al querido Enrique», afirmó el Arzobispo, que ordenó a Álvarez Moro en 2011 y que mostró su «dolor» por la trágica noticia.

La conmoción se apoderó de los asistentes, muy sorprendidos por los sucedido. “Coincidimos pocas veces, pero lo recuerdo como un chico muy accesible y del que se podía aprender mucho”, subrayó la joven catequista Elena González, que ensalzó su “cercanía” y su afán por “compartir su vida como sacerdote”. “Se movía mucho en redes sociales”, valoró González. Francisco Javier Rodríguez, de la parroquia de Santa Olaya, no podía ocultar su consternación. “Nos enteramos minutos antes de que empezase la misa”, aseguró.

Si algo destaca la feligresa Susana Valdés sobre Álvarez, es la “alegría que transmitía”, así como “la dulzura”. “La tenía hasta en el canto”, apuntó. “Es un momento duro”, aseveró otra de sus allegadas, que remarcó que “había amor en todo lo que hacía, ningún tipo de interés”. Asimismo, la conocida de Álvarez Moro ensalzó su labor con “los desfavorecidos y con la gente que estaba sola”. “Era sinónimo de una entrega total”, agregó.

“Estamos todos sobrecogidos, asimilando la noticia”, comentó Antonio Nistal, cura de El Cerillero, que encomió el “destacado papel” que tuvo Enrique Álvarez durante la pandemia para “ayudar a los demás”. En cuanto a su personalidad, Nistal declaró que “era muy trabajador, listo e inteligente”. Mientras, el Vicario de Gijón-Oriente, José Ángel Pravos, calificó como “un palo muy gordo” el fallecimiento del párroco de Turón, del que alabó la “sintonía” que había alcanzado con la gente.

David Montañés La Nueva España.

Fallece el sacerdote Enrique Álvarez Moro, en un accidente de tráfico en la AS-1

Se dirigía al funeral de otro párroco en Gijón, cuando por causas que se desconocen se salió de la vía. Destacaba por su carácter humano y por impulsar numerosas iniciativas.

La noticia en la COPE.

El párroco de Turón, Enrique Álvarez Moro, ha fallecido este viernes a consecuencia de las graves heridas sufridas en un accidente de tráfico ocurrido en la carretera AS-I, en la Autovía Minera en sentido hacia Gijón. A la altura de la localidad de El Berrón se ha salido de la vía con su vehículo, un Peugeot 206.

El accidente se produjo a las 13:50, cuando Álvarez Moro se dirigía a Gijón, al funeral del párroco de Jove José Manuel Álvarez. El vehículo acabó en más allá del arcén, donde impactó contra varios árboles. La Guardia Civil investiga las causas del accidente que se ha cobrado la vida del párroco.

El párroco de Turón, Enrique Álvarez Moro, ha fallecido este viernes a consecuencia de las graves heridas sufridas en un accidente de tráfico ocurrido en la carretera AS-I, en la Autovía Minera en sentido hacia Gijón. A la altura de la localidad de El Berrón se ha salido de la vía con su vehículo, un Peugeot 206.

El accidente se produjo a las 13:50, cuando Álvarez Moro se dirigía a Gijón, al funeral del párroco de Jove José Manuel Álvarez. El vehículo acabó en más allá del arcén, donde impactó contra varios árboles. La Guardia Civil investiga las causas del accidente que se ha cobrado la vida del párroco.

Nacido en Gijón, tenía 42 años y fue ordenado sacerdote en 2011. Fue párroco de varias parroquias en núcleos rurales, dejando un gran calado en todas ellas por su carácter humano y sus numerosas iniciativas populares. Llevaba cinco años en Turón, después de haber estado en Roma ampliando sus estudios.

Álvarez Moro se dirigía en su vehículo a Gijón, al funeral de José Manuel Álvarez, Peque, párroco de Jove durante casi tres décadas.

Aníbal Vázquez, alcalde de Mieres, destaca el valor humano de la figura de Álvarez Moro: «Era un cura que estaba implicado en el valle de Turón. Era un chaval joven. Cuando me llamaron para avisarme, pensé que vaya mala suerte. Estaba implicado en la vida social del valle de Turón y por desgracia falleció siendo demasiado joven».

COPE.